NOTICIAS
|
4 minutos

Energía solar en la agricultura: beneficios y aplicaciones

Está más que claro que la energía solar se ha convertido en una opción para la agricultura. Aquí vamos a explicar cómo las renovables están revolucionando el sector primario. Si estás empezando tu carrera presta toda tu atención. 

Si buscas involucrarte en esta disciplina, solo tienes que desarrollar las habilidades necesarias en la escuela Mint. Sabes que el Curso de Especialización en Energía Solar tiene el programa que necesitas: ¡rellena el formulario!

 

¿Cómo puede la energía solar ayudar a la agricultura?

La energía solar es la mejor opción para hacer crecer los campos mucho más rápido que antaño. El apoyo de las fuentes renovables es muy ventajoso para la agricultura.

A continuación vamos a ver los beneficios de la energía solar en la agricultura:

  • Suministro garantizado: antes la agricultura dependía de los combustibles fósiles, que son limitados. Sin embargo, la energía renovable no se agotará nunca, por lo que los paneles solares son la mejor garantía de energía constante para la agricultura, los equipos y los sistemas de regadío que se necesitan en los climas secos. 
  • Ahorro económico: los precios del petróleo, diésel y gasolina son un quebradero de cabeza para los campesinos, a los que resulta muy costoso surtir sus tractores, máquinas, etc. Al utilizar la energía solar podrían ahorrar dinero, y mucho. Además, en algunas zonas remotas del rural es difícil conectarse a la red eléctrica, por lo que en estos casos la energía solar es especialmente útil.
  • Sostenibilidad: la reducción de la huella de carbono es fundamental para la agricultura. El sector primario precisa de terrenos fértiles y sin contaminar. Además, al abandonar los combustibles fósiles, evitamos contaminar los ríos, fuentes, lagos y embalses que abastecen los sistemas de regadíos. 
  • Eficiencia: aumentar la productividad es fundamental para cualquier empresa, mejor aún si conseguimos garantizar el sistema de regadío, de una manera mucho más eficiente que la tradicional. La energía solar es muy abundante en nuestro país, pero no tenemos reservas de petróleo, no podemos dejar pasar este recurso que nos regala la naturaleza.
  • Flexibilidad: la energía solar permite a los trabajadores poner a producir campos alejados de la red eléctrica, es decir, ya no dependen de la conexión, son autosuficientes.
  • Productividad: uno de los principales beneficios de la energía solar es que permite aumentar la productividad de la agricultura. Los agricultores tienen una fuente de energía a un precio asequible para poner a funciones sus equipos y sistemas de regadío, lo que permite incrementar los excedentes agrícolas. 

Está claro que hay una clara coincidencia entre estas ventajas: la aplicación de la energía solar en la agricultura, que permite superar los métodos agrícolas tradicionales en eficiencia económica, ecológica y energética.

 

Ejemplos de uso de energía solar en la agricultura

Existen diferentes aplicaciones de la energía solar en la agricultura del siglo XXI. Entre las mejores alternativas de los tiempos que corren cabe destacar:

  • Sistemas de riego con energía solar
  • Invernaderos solares
  • Granjas solares
  • Sistemas de radio con energía solar
  • Secadores solares
  • Producción de agua caliente
  • Calefacción en casas rurales
  • Reducción de los ataques de insectos
  • Controlar las plagas
  • Automatización de los sistemas de seguridad

En líneas generales, estos son solo algunos de los ejemplos de la contribución de la energía solar a los sembrados. 

En los países de la Unión Europea destaca el uso de sistemas de riego de agua y la calefacción de los invernaderos.

 

Sistemas de riego y bombeo con energía solar

Los sistemas de riego con energía solar están ganando popularidad entre los agricultores. ¿Por qué? Les permite regar grandes extensiones de terreno, al mismo tiempo que aumenta la eficiencia y rentabilidad de la explotación.

Los paneles solares permiten extraer el agua que tanto necesitan de los pozos y los ríos cercanos para regar sus cosechas gracias a las bombas de agua.

 

Invernaderos y granjas solares

Los invernaderos se están extendiendo porque permiten conseguir las condiciones óptimas para el cultivo de hortalizas, plantas y flores. Da igual si la explotación se ubica en un clima frío o templado porque la energía solar proporciona la iluminación, calefacción y ventilación a los invernaderos, consiguiendo una temperatura ideal.

Por otra banda, las granjas solares permiten generar la electricidad que necesitan las instalaciones y los agricultores, algo que precisamente garantiza el abastecimiento de los invernaderos durante todo el año. 

 

¡Fórmate en Mint para sacar el máximo provecho de la energía solar en la agricultura!

En la actualidad la energía solar puede tener diferentes aplicaciones en el campo de la agricultura, nunca mejor dicho.

Si quieres estar a la altura de lo esperado por las empresas, que buscan incrementar la productividad en la agricultura, la escuela de Mint es tu lugar indicado. El Curso de Especialización en Energía Solar es la formación flexible que necesitas.

La agricultura necesita energía, pero tú necesitas una formación teórica y práctica para dominar las técnicas que permiten gestionar la energía solar. Con el programa formativo de Mint obtendrás las capacidades para responder a las mejores ofertas de empleo en el sector.

Rellena el formulario con tus datos personales. Es el primer paso para conseguir una titulación de calidad en un sector en expansión:

¡Prepárate para usar la energía solar en la agricultura!

Recibe información gratis
Energía solar en la agricultura: beneficios y aplicaciones
Rellena tus datos y te informamos

¡Vaya! No hemos podido localizar tu formulario.